Efectos del endeudamiento sobre la salud

GENERALEfectos del endeudamiento sobre la salud

Siempre nos han dicho que el dinero no da la felicidad, pero en este mundo donde todo esta mediado por el dinero, lo que nunca nos dicen es que no tenerlo nos la quita.

Las deudas, una economía no saneada es un factor de estrés tanto para la persona que las sufre como para su entorno.

En un estudio que se hizo en 2012 por la revista de salud pública europea revela que los adultos endeudados son 3 veces más propensos a desarrollar trastornos de ansiedad y depresión que aquellas personas que no tienen deudas. También el estudio pone de manifiesto que el tipo de deuda (hipotecaria, créditos personales, tarjetas de créditos…) no marca diferencia a la hora de desarrollar dichos trastornos.

Pero podemos hacer un análisis más detallado de cuales son los factores asociados a las deudas que hacen más probable el desarrollo de estos trastornos:

LA CANTIDAD DE LA DEUDA

Es obvio que la cantidad adeudada es un factor determinante a la hora de generar estrés, pero no es la cantidad que debamos en si, si no la cantidad que debemos en relación a nuestros ingresos. Las personas con deudas iguales o superiores a sus ingresos presentan peores condiciones de salud.

IMPACTO EN EL ENTORNO

Las deudas no solo afectan a la economía de la persona que la sufre directamente si no que, si se tiene una familia al cargo, son todos los miembros los que se ven afectados por la deuda. Lo que genera una dosis “extra” de estrés para la personas que ha contraído la deuda.

Por otro lado, la familia puede tener una reacción de rechazo a la persona que tiene la deuda culpabilizándola y aislándola por lo que la persona desarrolla sentimientos de culpa y vergüenza que hace se distancie de la familia.

DESARROLLO DE DEPENDENCIAS

Este factor tiene diferentes implicaciones en el desarrollo de trastornos mentales asociados a la deuda. Por un lado puede ser un factor que genere la deuda. Las personas que tienen una o varias dependencias invierten mucho dinero en el consumo y por tanto pone en riesgo su economía por lo que es más probable que contraiga deudas en un intento de sanear la economía o en el peor de los casos para poder seguir consumiendo.

Por otro lado, las deudas llevan a algunas personas a consumir drogas como forma de evasión.

ESTIGMA SOCIAL

Las deudas tienen un gran estigma social. En nuestra sociedad no se habla de dinero si no es para alardear de él, por el contrario si una persona esta pasando por una situación de vulnerabilidad económica miramos para otro lado. Esto hace que la persona que padece la situación tenga dificultades para comunicarse y buscar el apoyo social que se necesita en los delicados momentos que atraviesa.

FALTA DE PERCEPCIÓN DE CONTROL

Muchas personas que tienen que hacer frente a las deudas comentan que el hecho de saber que el dinero que generan con mucho esfuerzo no es suyo, les produce una sensación de haber perdido el control sobre sus finanzas y también sobre el trabajo que genera dichos ingresos.

DIFICULTAD PARA CUBRIR NECESIDADES

El tener dificultades para cubrir necesidades no solo acarrea trastornos psicológicos, sino que de forma directa también pueden acarrear problemas de salud, por ejemplo si tienes que elegir entre pagar la deuda o comprar medicación necesaria o poner la calefacción en casa para hacer frente a los rigores del frío.

INCAPACIDAD PARA SALDAR LA DEUDA

Una deuda crece si no puedes afrontarla, por tanto una deuda puede llegar a ser perpetua. Esto genera una sensación de indefensión ya que la persona haga lo que haga, se esfuerce lo que se esfuerce, intente reducir los gastos al mínimo, en algunos casos no le lleva al objetivo de reducir la deuda sino todo lo contrario. Esta situación genera a la larga desesperanza y depresión, así como la necesidad de acudir a terapia psicológica.

Como hemos visto, las deudas son un factor desencadenante de trastornos psicológicos como la ansiedad, el estrés, depresión o dependencias.

deuda carga

ESTRATEGIAS PARA GESTIONAR LA ECONOMÍA

Si has llegado a esta situación en la que la economía se ha convertido en un problema que compromete la salud física y mental, la mejor de las decisiones es que empieces a tomar acciones y tomes el control de esta situación. Para ello te recomendamos que pongas en marcha las siguientes estrategias:

EVITA LA IMPULSIVIDAD Y LOS GASTOS INNECESARIOS

No compres por impulso. Cuando sientas la necesidad de hacer alguna compra posponla al día siguiente. En ese impás de tiempo te darás cuenta si es un gasto necesario o superfluo.

De igual forma plantéate que cosas realmente necesitas y que cosas son innecesarias y de las que puedes prescindir,

ORGANIZA TUS GASTOS E INGRESOS

Coge papel y bolígrafo y apunta todos los gastos fijos que tienes y todos aquellos gastos que van surgiendo en el día a día para que tengas una estimación real de lo que te gastas. Por otro lado, apunta los diferentes ingresos que tengas y analiza si es sostenible tu nivel de gastos. Si no es así, prescinde de aquellos gastos que no sena necesarios.

BUSCA UN MÉTODO REAL DE AHORRO

Los expertos en economía recomiendan un ahorro del 10 al 20% de los ingresos para poder hacer frente a deudas o gastos imprevistos.

NO GASTES COMO EVASIÓN

Si eres de las personas a las que les “quema el dinero en las manos” y gastan porque eso les hace sentir mejor, pon fin cuanto antes a este comportamiento. Gastar como forma de evitación de los problemas o para sentirte mejor solo te llevará a hacer más grande el problema económico al que tienes que hacer frente.

ESTABLECE PRIORIDADES DE GASTO Y CÍÑETE AL PLAN

Cuando tienes que hacer frente a una deuda y el dinero no llega a todo, no queda más remedio que establecer prioridades en el gasto. Planifica tus gastos del mes por anticipado y no te salgas del plan para que no tengas que recurrir a tarjetas de crédito y otras estrategias para llegar a fin de mes.

ACÓGETE A LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

Si las deudas te desbordan y te resulta complicado hacerlas frente puedes acogerte a la ley de segunda oportunidad. Esta ley establece el procedimiento administrativo por el cual las personas sobre endeudadas pueden llegar con sus acreedores a un acuerdo de pago acorde con sus posibilidades, llegando incluso a la cancelación de la deuda.

LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

Inicia un procedimiento de Segunda oportunidad para reducir o eliminar totalmente tus deudas y poder superar el bache que estés pasando.

LIBÉRATE DE TUS DEUDAS

Bibliografía

  • The relationship between personal debt and specific common mental disorders. 2012.
  • Howard Meltzer, Paul Bebbington, Traolach Brugha, Michael Farrell, Rachel Jenkins
  • European Journal of Public Health, Volume 23, Issue 1, February 2013, Pages 108–113,

 

 

254 visitas
COMENTARIOS0 comentarios
Espere...


ENVIAR
TOP